¿Cuáles son los sistemas económicos en el mundo?

Sistemas Económicos en el Mundo

La forma en que se distribuyen los  recursos dentro de una economía determina el tipo de sistema económico. Hay cuatro tipos diferentes de Sistemas Económicos, de economía tradicional, economía de mercado,  economía dirigida y economía mixta. Cada tipo de economía tiene sus propias fortalezas y debilidades.

A continuación se presentan los sistemas económicos que prevalecen en el mundo actualmente. 

Sistema económico tradicional

El sistema económico tradicional es el más conocido, aplicado  y antiguo de los tipos de economía del mundo. Diversas partes del mundo todavía funcionan bajo un sistema económico tradicional. Estas zonas tienden a ser rurales, del segundo o tercer mundo, y están estrechamente ligadas a la tierra, generalmente a través de la agricultura.

En general, en un sistema económico tradicional, un excedente se considera que es muy raro que ocurra. Cada miembro de la economía tradicional tiene un papel más específico y pronunciado. Además  estas sociedades tienden a estar muy unidas y socialmente satisfechas. Sin embargo, carecen de acceso a la tecnología y a la medicina avanzada.

Sistema económico de mando

En un sistema económico comandado, una gran parte del sistema  está controlado por un poder centralizado. Por ejemplo, en la URSS la mayoría de las decisiones son tomadas por el gobierno central. Este tipo de economía es el núcleo de la filosofía comunista.

Como el gobierno es una característica tan central de la economía, a menudo está involucrado en todo, desde la planificación hasta la redistribución de los recursos. Una economía dirigida es capaz de crear un suministro saludable de recursos, y en teoría recompensa a la gente con precios asequibles. Esta capacidad también significa que el gobierno suele ser dueño de todas las industrias críticas como los servicios públicos, la aviación y el ferrocarril.

En una economía dirigida, es teóricamente posible que el gobierno cree suficientes puestos de trabajo y proporcione bienes y servicios a un precio asequible. Sin embargo, en realidad, la mayoría de las economías dirigidas tienden a centrarse en los recursos más valiosos, como el petróleo y la realidad dista mucho de ser como se plantea en la teoría. 

Ventajas de los sistemas económicos de mando

Si se ejecuta correctamente, el gobierno puede movilizar recursos a escala masiva, por lo que, esta movilidad puede dar en teoría trabajo a casi todos los ciudadanos. Por ello, el gobierno puede centrarse en el bien de la sociedad más que en el del individuo, cuyo enfoque podría conducir a un uso más eficiente de los recursos.

Desventajas de los sistemas económicos de mando

Es difícil para los planificadores centrales proveer las necesidades de todos, por lo que, resulta en un desafío lo que obliga al gobierno a racionar porque no puede calcular la demanda ya que fija los precios.

Igualmente, en este sistema de economía, hay una falta de innovación ya que no hay necesidad de tomar ningún riesgo y los trabajadores también se ven obligados a buscar trabajos que el gobierno considera adecuados.

Sistema económico de mercado

En una economía de libre mercado, las empresas y los hogares actúan en interés propio para determinar la manera en que se asignan los recursos, los tipos de bienes que se producen y los usuarios que  compran los bienes. Esto es opuesto a la forma en que funciona la economía dirigida, donde el gobierno central se queda con los beneficios.

En una economía de mercado pura (“laissez-faire”) no hay intervención del gobierno. Sin embargo, no existe una verdadera economía de libre mercado en el mundo. Por ejemplo, mientras que Estados Unidos es una nación capitalista, el gobierno todavía regula (o intenta controlar) el comercio justo, los programas de gobierno, los negocios honestos, los monopolios, entre otros aspectos. 

En este tipo de economía, hay una separación entre el gobierno y el mercado. Esta separación evita que el gobierno se vuelva demasiado poderoso y mantiene sus intereses alineados con los de los mercados.

Ventajas de una economía de libre mercado

Los consumidores pagan el precio dependiendo de la oferta y la demanda del producto,  y los negocios sólo producen bienes y servicios rentables. Hay muchos incentivos para la iniciativa empresarial.

Esta competencia por los recursos lleva a un uso más eficiente de los factores de producción, ya que las empresas son muy competitivas.

Otra ventaja es que, las empresas invierten mucho en investigación y desarrollo. Habiendo un incentivo para la innovación constante, ya que las empresas compiten para ofrecer mejores productos a los consumidores.

Desventajas de una economía de libre mercado

Debido a la naturaleza ferozmente competitiva del mercado libre, las empresas y el sistema no se ocupan de los desfavorecidos como los ancianos o los discapacitados. Esta falta de atención a los beneficios sociales lleva a una mayor desigualdad de ingresos.

Dado que el mercado se rige únicamente por el interés propio, las necesidades económicas tienen prioridad sobre las necesidades sociales y humanas, como la prestación de asistencia sanitaria a los pobres. Los consumidores también pueden ser explotados por los monopolios.

Sistema económico mixto

Una economía mixta es una combinación de diferentes tipos de sistemas económicos. Este sistema económico es un cruce entre la economía de mercado y la economía dirigida. 

En los tipos más comunes de economías mixtas, el mercado es más o menos libre de la propiedad del gobierno, excepto en algunas áreas clave como el transporte o las industrias sensibles como la defensa y el ferrocarril.

Sin embargo, el gobierno también suele participar en la regulación de las empresas privadas. La idea detrás de una economía mixta es utilizar lo mejor de ambos mundos, incorporando políticas que son socialistas y capitalistas.

Hasta cierto punto, la mayoría de los países tienen un sistema económico mixto. Por ejemplo, la India y Francia.

Ventajas de las economías mixtas

Hay menos intervención del gobierno que una economía dirigida. Esto resulta en negocios privados que pueden funcionar más eficientemente y reducir los costos que una entidad gubernamental.

El gobierno puede intervenir para corregir los fallos del mercado. Por ejemplo, la mayoría de los gobiernos pueden entrar y disolver grandes empresas si abusan del poder del monopolio. 

Los gobiernos pueden crear programas de redes de seguridad como la asistencia sanitaria o la seguridad social. Por lo tanto, en una economía mixta, los gobiernos pueden usar políticas fiscales para redistribuir los ingresos y reducir en teoría,  la desigualdad.

Desventajas de las economías mixtas

Hay críticas de ambos lados argumentando que a veces hay demasiada intervención del gobierno, y a veces no hay suficiente. Por ello, un problema común es que las industrias estatales suelen estar subvencionadas por el gobierno y se endeudan mucho porque no son competitivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *